RALLY PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Oviedo, 15 de septiembre: El fin de semana de 14 y 15 de septiembre de 2013 se ha disputado el 50º Rallye Príncipe de Asturias, puntuable para la copa de Europa FIA y el campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Entre los protagonistas destacados de la histórica prueba asturiana ha estado el Renault Megane N4 del equipo Renault Sport–Banco de Madrid, con el que Joan Carchat y Albert Garduño lograron cronos brillantes aunque algunos problemas mecánicos de índole menor les impidieron mantenerse en la lucha por la victoria absoluta en la copa de Europa.

El 'Príncipe' estrenaba en su edición número 50 un recorrido totalmente renovado, con todos sus tramos situados en la zona de Cangas del Narcea. La prueba arrancaba el sábado con una larga jornada en la que estaban previstas siete pruebas especiales. Desde el primer momento, el Megane N4 estuvo en la pelea por los puestos de cabeza del certamen europeo. Tras marcar el segundo mejor tiempo en la primera especial, a poco más de un segundo del Fiesta Súper 2000 del italiano Luca Betti, Carchat-Garduño fueron los más rápidos de la clasificación europea en el tercer tramo, repitiendo scratch en la sexta especial, disputada en condiciones realmente complicadas ya que la lluvia sorprendió a los participantes, que habían partido de la asistencia con neumáticos para asfalto seco.

Desafortunadamente, apenas dos especiales antes Carchat había cedido terreno a causa de la rotura de un latiguillo de frenos lo que hizo descender al Megane hasta el puesto once de la Copa de Europa, en la que ocupaba hasta ese momento la tercera plaza.

El domingo, el Renault Megane N4 siguió demostrando su competitividad. Pese a problemas en una rótula, rápidamente solventados en la asistencia por el equipo técnico de Puskas Racing, Carchat y Garduño fueron remontando posiciones para acabar finalmente en la séptima posición de la Copa Europa, siendo además los primeros clasificados en la clase 3 del certamen continental.

En conjunto, un rallye en el que el equipo Renault Sport–Banco de Madrid ha vuelto a demostrar su profesionalidad y la rapidez del Renault Megane N4. De hecho, sólo los siempre inevitables imponderables de la competición han acabado alejando a Carchat-Garduño de un triunfo en la clasificación de la Copa de Europa que, a la vista de sus cronos y del resultado final de la prueba, estaba perfectamente a su alcance. 

Pulse sobre las imágenes para descargarlas a mayor resolución: